Bienvenidos al blog La Kriegsmarine en castellano

¡Hola!

Bienvenidos a todos a este blog en el que pretendo traer poco a poco la historia de los buques de superficie alemanes en la Segunda Guerra Mundial. No dejare de lado la historia de los U-boote pero estos serán lo menos ,al menos por ahora.

Desde mi modesto punto de vista de aficionado intentare traer artículos que toquen todos los puntos posibles: Técnica, historias menores, las grandes operaciones, a los propios buques, fotos y videos... Todo ello usando las fuentes que están colgadas,o lo estarán,en el blog.

Cualquier comentario,critica u opinión sera bienvenida.

¡Grube!!

jueves, 21 de enero de 2016

Skymen de Robert Kershaw

¡Hola!

Vamos con otra lectura...

Skymen de Robert Kershaw

Robert Kershaw es un paracaidista británico con dilatada experiencia de más de 30 años. ¿Quien mejor para narrarnos pues los pormenores de la creación y consolidación de los paracaidistas a lo largo del S.XX?. Kershaw recorre la historia de estos atrevidos hombres desde sus difíciles comienzos hasta sus últimas operaciones cómo paracaidistas en si, pasando por sus mejores momentos en la mayor contienda de la historia. Y lo hace basándose, principalmente, en entrevistas y relatos de los Skymen y narraciones de las campañas desde el punto de vista aerotransportado. Así pues no vamos a encontrar nada más que detalles puntuales sobre las operaciones a nivel general en Normandia o Arhem, por ejemplo, pero si una buena visión de las operaciones aerotransportadas tratándose sus fundamentos, despliegues, datos de bajas...todo datos interesantes. 

Portada del ejemplar

 Y encontramos muchas cosas interesantes, y relativamente desconocidas, que es lo mejor:

Por ejemplo, que fue William "Billy" Mitchell quien, ya a final de la Primera Guerra Mundial, escribió sobre el envolvimiento vertical proponiendo lanzar una división entera en paracaídas tras el frente alemán en 1919.

O que fueron los soviéticos quien se lanzaron con fuerzas y ganas a inculcar el paracaidismo entre sus ciudadanos en los años 20, que sus militares (Tukhachevsky) escribieron estudios sobre cómo usar a los paracaidistas ya en 1928 o que en unas maniobras, ante observadores militares de occidente el 14 de septiembre de 1935, llevaron a cabo la demostración del potencial que podían tener “los guerreros langostas”. No todos los militares extranjeros presentes se sintieron igual de ilusionados ante el ejercicio: alemanes (Student), italianos (Monti) y franceses (Loiseau) se sintieron entusiasmados en distinto grado y tomaron medidas en favor del desarrollo del arma paracaidista al llegar a sus países; mientras que el británico (Wavell) llegaría a decir en una conferencia sobre el ejércicio soviético en Kiev “Les sugiero que cuando vuelvan a casa se olviden de todo esto”.

O que la operación para controlar Rotterdam por parte de los Fallschirmjager germanos fue tremendamente costosa (casi el 90% de los transportes de la 1ª oleada que llevaban a las primeras unidades de la 22º División no volvieron , el 42% y 28%, respectivamente, de oficiales y tropa se perdieron en los 5 días siguientes al inicio de la operación) a pesar del éxito impoluto que se suele creer que tuvo las operaciones aerotransportadas sobre Holanda.

Estos 3 últimos párrafos sobre lo que contiene el libro están sacados sólo de los 2 primeros capítulos y sirven cómo muestra de lo sorprendente, desconocido y novedoso que es lo narrado.

Indice del libro

Y es que los Sky Men son hombres especiales y más especial aún era su entrenamiento, que presentaba en todas las naciones un sorprendente parecido. Todos nuestros protagonistas eran voluntarios que pasaban una exigente fase de prueba (cómo ejemplo, en 1942 para conseguir reunir la fuerza de 148 oficiales y 1.800 soldados que formó el 506º Regimiento paracaidista norteamericano hicieron falta 500 y 5.300 voluntarios respectivamente ), en la que comúnmente había accidentes (paracaídas que no abrían, malas caídas, saltos desde las alas o agujeros diminutos, saltadores que se quedaban colgados del avión en vuelo...) resultando de altas tasas de no admisión. Durante el entrenamiento se ponía mucho énfasis, variando los métodos según la nación, en inculcar a los hombres una obediencia absoluta por su propio bien. Se intentaba que fueran osados e independientes y que tuvieran una forma física soberbia. Con todo esto se creaba una fuerza de élite cuyos hombres se autocomplacian de serlo y saber que lo eran. De hecho muchos de los voluntarios se presentaban a las pruebas atraídos por esta condición única de los paracaidistas.

El grueso del libro (2/3 aproximadamente) trata las operaciones aerotransportadas en la Segunda Guerra Mundial y la génesis de las fuerzas que en ellas participaron, siendo muchas menos las paginas que se dedican a las operaciones con fuerzas paracaidistas en Vietnan, Argelia, Israel, Egipto , Hungria, Checoslovaquia, Afganistan...analizándose los últimos saltos de unidades paracaidistas y cómo el helicóptero cambió totalmente los conceptos aerotransportados, dotando a estas unidades de otro arma que permitía concentrar el poder y daba apoyo aéreo táctico cercano.

La novelización es buena. Kershaw narra bien los hechos pasando las paginas a una velocidad vertiginosa, aunque puede que también tenga algo que ver el hecho de que siempre me han encantado los paracaidistas. Las variadas situaciones que propician los saltos y los combates posteriores crean situaciones llamativas constantemente (hombres que se quedan colgados del avión al saltar y tiene que librarse sobre un lago o entrar en otro aparato en vuelo).

El libro cuenta con 398 paginas cubierta semirigida siendo la calidad del papel la habitual de otros libros de Platea, buena. En general presenta un buen acabado.

El apartado gráfico del libro se queda muy, muy escaso. No hay mapas (ni uno que yo recuerde) y solo una sección de fotos, en blanco y negro, de unas 8 paginas que tampoco destacan especialmente al ser varias ya muy conocidas. 

Algunas de las fotos

Otro apartado negativo del libro es la ausencia de un par de apéndices con el decálogo de los paracaidistas alemanes y norteamericanos que se suponen deberían estar. Estos son nombrados en el libro y se remite al apéndice 1 y 2 pero estos no están. Eso, unido a un error de impresión que hace que numerosas letra F del libro tengan el aspecto de un cuadro con una cruz dentro me hacen pensar esta vez Platea a fallado en el trabajo de revisións ya que ambos errores se podrían haber corregido fácilmente. Añadir no obstante, que cuando me puse en contacto con la editorial reconocieron el error, no cómo otros autores/editoriales con sus obras, y me ofrecieron los correspondientes apendices.

Calidad del material: 8
Información: 9
Novelización: 8
Material gráfico: 3
Imparcialidad: 9
Extras: 0 (No los hay directamente)
Nota personal: 8

Al que le gusten las fuerzas paracaidistas DEBE comprar inmediatamente este libro. Lleno de datos narrados por paracaidistas de primera mano lo deborará. Al lector de historia militar moderna, o incluso general, también se lo recomiendo ya que nos encontramos ante un libro que trata exclusivamente a las fuerzas aerotransportadas, uno de los cuerpos de élite más famoso, peculiar y novedoso de la historia. El escaso material extra o gráfico y los pequeños fallos de Platea hacen que no tenga notas más altas.

Saludos



Fuentes y enlaces de interés
Kershaw, Robert “Sky men: historia de las tropas aerotransportadas” Ediciones Platea enero 2015



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada