Bienvenidos al blog La Kriegsmarine en castellano

¡Hola!

Bienvenidos a todos a este blog en el que pretendo traer poco a poco la historia de los buques de superficie alemanes en la Segunda Guerra Mundial. No dejare de lado la historia de los U-boote pero estos serán lo menos ,al menos por ahora.

Desde mi modesto punto de vista de aficionado intentare traer artículos que toquen todos los puntos posibles: Técnica, historias menores, las grandes operaciones, a los propios buques, fotos y videos... Todo ello usando las fuentes que están colgadas,o lo estarán,en el blog.

Cualquier comentario,critica u opinión sera bienvenida.

¡Grube!!

martes, 1 de marzo de 2016

De la Blitzkrieg a Tormenta del Desierto: la evolución de la guerra a nivel operacional de Robert M. Citino

¡Hola!

Otro libro terminado, otro libro colgado:

"De la Blitzkrieg a Tormenta del Desierto: la evolución de la guerra a nivel operacional"
de Robert M. Citino

Seguro que a casi todos los lectores habituales de la Segunda Guerra Mundial nos suena el apellido Citino. Sino, algo estás haciendo mal ;-) por que este hombre es el autor, entre otros de los excelentes La muerte de la Wehrmacht, Las campañas de 1942” yLa Werhmacht se retira, Luchando una guerra perdida, 1943” en los que se repasa la doctrina de combate del ejército alemán en 1942 y 1943 y su impacto directo en las campañas de esos años. En esta ocasión Citino, el profesor Citino mejor dicho, arranca en 1940 y analiza numerosas campañas hasta nuestros días desde un punto de vista operacional y cómo se ha ido volviendo tremendamente complicado conseguir resultados estratégicos con doctrinas operacionales.



Citino nos cuenta, por ejemplo y por ser de las más famosas de la historia, que la doctrina alemana de la Blitzkrieg (palabra que ellos mismos no usaban) no era nada nuevo para los germanos. Se trataba únicamente de adaptar las innovaciones existentes posteriores a 1918 (radio, mecanización, aeronáutica...) a un método alemán de hacer la guerra existente desde hacía casi 200 años. Y, precisamente por esto, era algo tan difícil de copiar e implantar en otros ejércitos ya que cada ejército es un cúmulo de circunstancias culturales propias de cada nación de tal modo que los hombres que lo forman (desde el soldado más novel al general más veterano) son frutos de ellas. Esto, que puede costar de entender así a bote pronto, es más sencillo de lo que parece: cada nación tiene unas características inherentes propias fruto de diversos factores: posición geográfica, riqueza material, recursos humanos, tamaño del país....y su doctrina militar a evolucionado, en gran parte, en función de estos.

Así, en Alemania, un país pequeño, con menos población que sus enemigos y rodeado de rivales por todos lados, surgió muy pronto la necesidad de actuar rápido para lograr victorias de tal calado que decidieran la guerra en cuestión de semanas, evitando así una guerra de desgaste en la que , por las características citadas, no estaría en ventaja.

Otro factor, también muy alabado posteriormente, del ejército alemán tenía que ver con el estilo de mando. Conforme los ejércitos fueron creciendo, y ,cómo consecuencia directa, se fue haciendo más difícil el mando directo, se inculcó en los oficiales germanos el posteriormente llamado Auftragstaktik (otro termino que los alemanes en si no usaban), o la denominada flexibilidad de mando: a un oficial se le daba una orden pero no se le decía cómo tenía que llevarla a cabo sino que dependía de él juzgar los métodos y medios más adecuado para cumplirla.

Podemos ver que las características básicas de la Blitzkrieg que arrasó buena parte de Europa entre 1939-41 no eran fruto de estudios o innovaciones doctrinales de los últimos 20 años sino la incorporación de los últimos avances tecnológicos a un método de hacer la guerra “clásico” para oficialidad alemana. Por eso los oficiales de esta nación se mostraron, incluso al final de la guerra , superiores a sus homólogos enemigos en flexibilidad de mando y en cuestiones operacionales (1), por que era algo inculcado no ya en ellos cómo individuos, sino en el colectivo de todo un ejército. Algo imposible de hacer en unos cuantos años para otras naciones.

Uno de los mapas del libro. Estos suelen ser sencillos y suficientes


A continuación voy a hacer un breve análisis de cada uno de los capítulos:

El primer capítulo trata el periodo de entreguerras. En el capitulo número 2 se analizan brevemente las campañas germanas y su relación con su propia doctrina mientras que en el 3 se hace lo mismo con los ejércitos aliados juzgando su eficiencia para con la doctrina de cada uno. Todos estos capítulos me resultan interesantes por tratar específicamente las doctrinas que se aprecian en cada campaña más que por la breve narración que se hace de las batallas, que, por otro lado, son ya muy conocidas.

En el capitulo número 4 se analiza la guerra de Corea y cómo el debilitado, voluntariamente por el proceso de desmovilización que se inició al acabar la Segunda Guerra Mundial, US Army las pasó canutas y cómo se salva, principalmente, por 2 factores: su tremenda potencia de fuego y el desgaste de la ofensiva norcoreana al alejarse de sus lineas de partida. La guerra, que fue un constante vaiven norte-sur conforme tenían éxito distintas ofensivas, no fue muy bien llevada por Douglas MacArthur que cometió serios errores.

En el siguiente capítulo, el 5º, se analizan las numerosas guerras entre Israel y sus vecinos árabes. Sorprende que, irónicamente, hayan sido las Fuerzas de Defensa Israelitas las que mejor han sabido continuar la doctrina de la Blitzkrieg, nuevamente, merced de unas condiciones nacionales que la fuerzan a ello. Un país pequeño, rodeado por potenciales enemigos, de espaldas al mar...no podía permitirse largas guerras que dejasen a los enemigos hacer prevalecer su superioridad numérica. Una victoria rápida a nivel operacional, basada en una tropa altamente entrenada y motivada, gran movilidad y excelente uso de las armas combinadas era la solución más lógica, y en verdad, única.

En el capítulo número 6 se analizan las guerras entre Irak e Irak y Pakistan y la India. Para mi ambas eran muy desconocidas, por no decir que totalmente, y me ha resultado muy interesante la excelencia del plan indio para invadir Pakistan oriental y, sobre el otro conflicto del capítulo, un comentario de Citino acerca de que, quizás, Sadam Hussein invadió Kuwait para poder pagar de algún modo las enormes deudas que le habían dejado una guerra de 8 largos y sangrientos años en los que había recibido multitud de apoyo occidental (Francia, USA...) en forma de créditos y material. Apenas unos años más tarde vino la operación “Tormenta del desierto” contra su propio país. Ironías de la política internacional. Si el ataque indio sobre el territorio de Pakistan oriental podría catalogarse como una Blitzkrieg oriental de la guerra entre Iran e Irak Citino afirma que, en términos operacionales ambos ejércitos contendientes “fueron detestables”.

En el séptimo capítulo del libro se trata la evolución doctrinal del ejército estadounidense. Evolución, nuevamente, basada en los atributos propios de la nación: con un potencial industrial tan enorme ¿por que no aplastar al enemigo bajo toneladas de bombas y proyectiles de artillería antes de atacar? Además el ejército yanque fue a la guerra de guerras, la Segunda Guerra Mundial, notablemente influenciado en el periodo de entreguerras por el modelo del francés, con parecida noción de la guerra pero, esta vez, modelada por la tremenda herida sufrida en la conciencia francesa por las bajas de la Primera Guerra mundial. Y es que antes de atacar al enemigo es mejor mandarle una buena ración de plomo para así evitar bajas propias. Así ocurrió que los Estados Unidos desarrollaron una artillería y un sistema de apoyo aéreo cercano descomunalmente efectivos que siguieron vigente en todas las contiendas posteriores y que, cómo no, salvaron la situación en más de una ocasión (durante el asedio a la base de Khe Sanh en Vietnan las fuerzas aéreas estadounidenses llegaron a lanzar diariamente el equivalente a una explosión de 1.3 kilotones sobre las fuerzas enemigas). Nos cuenta el autor como en 1973 se funda en Estados Unidos el US Army Training and Doctrine Comand (TRADOC) o Mando de Adiestramiento y Doctrina del Ejército de los Estados Unidos dirigido por el General William E.DePuy que perseguía “encontrar la manera más efectiva de aplicar el tremendo poder de los Estados Unidos en el campo de batalla moderno” (3) produciéndose inmediatamente intensos debates a favor y en contra del nuevo Manual de Campaña publicado en julio de 1976. Defendía este, escrito mayormente por DePuy, el principio de “defensa activa” debido a que atacar se había vuelto tremendamente costoso, incluso para las modernas fuerzas blindadas, debido al enorme poder de fuego que cualquier soldado podía portar en el campo de batalla. En contra estaban los que defendían la maniobrabilidad en el campo de batalla. Este debate, y la “defensa activa” cómo doctrina del ejército norteamericano apenas duró 6 años ya que en agosto de 1983 el nuevo comandante del TRADOC, Donn A. Starry, publicó un nuevo Manual de Campaña mucho más centrado en la ofensiva y en la ampliación de lo que hasta entonces se había conocido como “intercepción en el campo de batalla”. Es decir, cómo desplegar tu potencia de fuego contra el segundo y tercer escalón de un previsible ataque del Pacto de Varsovia. El debate siguió desarrollándose y moldeandose pero no es pertinente contarlo aquí todo, que sino no compran el libro ;-) .

En el 8º y último capítulo se dedica mayoritariamente a analizar la “Tormenta del desierto” y, muy interesante, el papel del Centro Nacional de Entrenamiento (NTC) para entrenar al ejército norteamericano contra el enemigo soviético. Para ello se creó la OPFOR (fuerza enemiga) que venía a ser “un regimiento de caballeria blindado (casi una brigada reforzada en tamaño) de personal norteamericano con entrenamiento, equipo e incluso uniformes parecidos a los del ejército soviético.” (4)

Estos 2 últimos capítulos, sin duda y en mi opinión, son de lo mejor del libro al poder ver en las noticias de los conflictos actuales los frutos de los debates en el seno del US Army durante los últimos 30 años.

El libro en si tiene 447 paginas, de las que las últimas 23 son bibliografía, cubierta semirigida con solapas. La calidad es la habitual de Platea. O sea buena.

El aspecto gráfico del libro es bueno presentando un total de 20 mapas y un número adecuado de fotografías en blanco y negro que se van alternando por el libro, a diferencia de la norma general de colocarlas agrupadas. Normalmente esto implica que las fotos vayan en un papel plastificado mejor que el del resto del libro pero en este caso van sobre el mismo papel que el resto de paginas. Para mi tampoco es algo negativo, y si supone un ahorro en el costo del libro bienvenido sea.

Ejemplo de foto del libro


Calidad del material: 8
Información: 10
Novelización: 8
Material gráfico: 7
Imparcialidad: 9
Extras: 3
Nota personal: 9


Libro entretenido para aquel que quiera ver que hay más hayá de la victoria, para el lector que quiera saber por qué triunfan unos ejércitos y no otros. No se hace pesado de leer si te interesa el tema doctrinal o saber más en nuestra lengua sobre conflictos relativamente recientes y desconocidos, como las guerras en Oriente Medio. Recomendable.

Saludos


(1) Citino ,Robert M “De la Blitzkrieg a Tormenta del Desierto; La evolución de la guerra a nivel operacional” Ediciones Platea 2015 pag 108
(2) Citino ,Robert M “De la Blitzkrieg a Tormenta del Desierto; La evolución de la guerra a nivel operacional” Ediciones Platea 2015 pag 317
(3) Citino ,Robert M “De la Blitzkrieg a Tormenta del Desierto; La evolución de la guerra a nivel operacional” Ediciones Platea 2015 pag 357
(4) Citino ,Robert M “De la Blitzkrieg a Tormenta del Desierto; La evolución de la guerra a nivel operacional” Ediciones Platea 2015 pag 378

Fuentes y enlaces de interés
Citino ,Robert M “De la Blitzkrieg a Tormenta del Desierto; La evolución de la guerra a nivel operacional” Ediciones Platea 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada