Bienvenidos al blog La Kriegsmarine en castellano

¡Hola!

Bienvenidos a todos a este blog en el que pretendo traer poco a poco la historia de los buques de superficie alemanes en la Segunda Guerra Mundial. No dejare de lado la historia de los U-boote pero estos serán lo menos ,al menos por ahora.

Desde mi modesto punto de vista de aficionado intentare traer artículos que toquen todos los puntos posibles: Técnica, historias menores, las grandes operaciones, a los propios buques, fotos y videos... Todo ello usando las fuentes que están colgadas,o lo estarán,en el blog.

Cualquier comentario,critica u opinión sera bienvenida.

¡Grube!!

miércoles, 7 de marzo de 2012

La dura prueba del U 99


¡Hola!

Vamos a darle caña a la guerra submarina que la tengo muy abandonada:

La dura prueba del U-99

El U-99 era un sumergible del tipo VIIB comisionado en abril de 1940 bajo el mando del KL Otto Kretschmer .Tras una frustrante primera patrulla en la que sufrió varios contratiempos ,entre ellos una pequeña averiá al ser atacado por un hidroavión del Scharnhorst ,partió para la 2ª el 27 de junio.

Otto kretschmer
 
Tras rodear Gran Bretaña empezó a cobrar sus primeras presas pero la que haría que el sumergible y su tripulación fueran puestos a prueba llego el día 8 de julio. Kretschmer era de los que insistían que la mejor manera de atacar un convoy era desde el interior del mismo donde, en teoría, no recibiría fuego enemigo al estar la escolta alrededor del convoy vigilando el perímetro y no estar los mercantes armados. 

La tripulacion del U-99 en Kiel antes de su partida.
 
Dispuesto a demostrar su teoría dejo que la escolta y parte del convoy HX53 le pasase por encima mientras que el U-99 esperaba pacientemente bajo el agua. No sin algún susto; en un momento dado uno de los destructores de escolta paso por encima del sumergible alemán y Kretschmer estuvo a punto de ordenar inmersión a máxima profundidad pero igual de rápido que se había acercado el destructor se estaba alejando.

Poco después el U-99 se coloco en profundidad de periscopio y disparo sus torpedos contra el convoy alcanzando al Humber Arm ,mercante británico de 5.758 T. El sumergible fue rápidamente localizado y Kretschmer ordeno inmersión para esquivar los previsibles ataques. Ahí empezó la odisea de la tripulación alemana...

Al principio las cargas estallaron cerca . Los hombres se tuvieron que asir a cualquier cosa para mantenerse en pie mientras la nave se bamboleaba. Los electricistas e ingenieros recorrían el sumergible comprobando que no hubiera fugas y todo funcionara correctamente. Poco después se apagaron la mayoría de las luces y equipo de a bordo para ahorrar batería. Kretschmer ordeno la velocidad mínima para que la nave no se hundiera totalmente mientras esperaba ,rezaba mas bien,para que los destructores agotasen sus cargas o se alejasen.

Tripulantes de un U-boote comparten el rancho

Sala de torpedos de un U-boote
 
A las 2 horas del inicio del ataque Kretschmer ordenó a su tripulación que se tendiera para ahorrar esfuerzos y se pusieran sus mascaras de caucho para filtrar el aire.

A las 6 horas de ataque Kretschmer aprovechó una pausa en los ataques para moverse por la nave y animar a sus hombres e incluso para echar una cabezadita mientras el sonido del ASDIC repicaba en el submarino. No obstante no durmió mucho. A los 40 min empezaron a caer cargas de nuevo .El tiempo pasaba y las baterías de los motores eléctricos poco a poco iban bajando .Cuando se terminasen la nave se hundiría sin remedio en el océano. Y ya estaban al limite de profundidad que soportaba el casco...

A la desagradable sensación de ahogo, falta de oxigeno y miedo ante las explosiones se empezaron a sumar otros desagradables efectos. Tras tantas horas sumergidos los estómagos empezaron a aflojarse y ante la imposibilidad de liberar “la carga” ,que subiría delatando su posición, las deposiciones tuvieron que alojarse en cubos que,para colmo, con los vaivenes de la explosión acabaron por volcarse convirtiendo el suelo del submarino en una asquerosa visión. Eso por no hablar del ambiente fétido que tantos olores dejaban. No pasaba mucho sin que las explosiones estallasen cerca mientras el tiempo seguía pasando y las baterías acabándose...

Llevaban ya 12 horas sumergidos cuando Kretschmer intentó librarse del acoso enemigo realizando virajes bruscos mientras el ASDIC seguía persiguiendo a la nave alemana. Parece que poco a poco la táctica funcionó y las explosiones y sonidos de hélices se fueron alejando. Para asegurarse la tripulación aguanto estoicamente aun mas tiempo antes de que, por fin, el KL Otto Kretschmer diese la orden de emersión . La tripulación salio al puente para tomar aire fresco mientras que los motores diésel empezaban a funcionar otra vez.
Fueron entre 14 y 20 horas, las fuentes discrepan, completamente sumergidos con el restallar constante de hasta 107,o 127 que las fuentes también discrepan aquí, cargas submarinas.

Tras esta agotadora experiencia Otto Kretschmer decidió no regresar aun a base ya que tenia reservas de combustible y torpedos suficientes. Tras algunas presas mas puso rumbo a Lorient en la Francia ocupada donde llego el 21 de Julio.

Kretschmer fue condecorado por el GrobAdmiral Raeder en persona con la Cruz de caballero.


Raeder en persona condecora a Kretschmer tras su peligrosa incursion
Luego este lo celebro con su tripulacion
Saludos


Fuentes y enlaces de interés
La batalla del Atlántico” Time Life Folio
10 y 20 días” Karl Doenitz

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada