Bienvenidos al blog La Kriegsmarine en castellano

¡Hola!

Bienvenidos a todos a este blog en el que pretendo traer poco a poco la historia de los buques de superficie alemanes en la Segunda Guerra Mundial. No dejare de lado la historia de los U-boote pero estos serán lo menos ,al menos por ahora.

Desde mi modesto punto de vista de aficionado intentare traer artículos que toquen todos los puntos posibles: Técnica, historias menores, las grandes operaciones, a los propios buques, fotos y videos... Todo ello usando las fuentes que están colgadas,o lo estarán,en el blog.

Cualquier comentario,critica u opinión sera bienvenida.

¡Grube!!

viernes, 25 de enero de 2013

Final Operación Nibelungo

Hola!!

Vamos con el final de esta HA. Ahora que lo leo creo que hay muchas cosas que no pegan ni con cola,como en el resto de la historia vaya ,pero como no tengo tiempo ahora mismo para rehacerlo todo un poco ,les dejo el final. Les invito a decir lo que mas le chirriá, en plan concurso.

Operación Nibelungo: ParteXIV


La batalla subsiguiente fue un caos tremendo. Perseguido por los cañones del Admiral Hipper el destructor británico avanzo hasta ponerse fuera de alcance oculto por la niebla. El Bismarck seguía de cerca al Hipper y algo mas hacia el este se encontraban el resto de navíos que fueron rápidamente avisados por radio. Ya poco importaba la localización y el secreto pensó Lutjens. En ese momento la Kriegsmarine debía estar en superioridad respecto a la Royal Navy. Lo importante era encontrar algún buque grande ingles y hundirlo.

Y lo encontraron apenas 15 min después. Saliendo de la bruma el King George V se dio de bruces con el Bismarck y el Admiral Hipper. La distancia era de apenas unas millas y a pesar de que todo el mundo sabia que algo venia de frente se siguió con el mismo rumbo. Al duelo que se origino se unió rápidamente el Hood por parte británica .

A los 10 min de combate el Hipper ardía por los 4 costados victimas de los torpedos de los destructores británicos y de 4 proyectiles de grueso calibre que habían volatizado su super estructura. El Bismarck no obstante aguantaba mejor. Le habían inutilizado la torre Anton pero apenas tenia daños serios. Su blindaje estaba aguantando formidable mente. No obstante Lutjens solicitaba ayuda puesto que sabia que no podría ganar aquel combate.

El combate era lo soñado por cualquier capitán seguro de su nave. A corta distancia fulminabas a tus rivales mientras que tu formidable blindaje aguantaba sus envites. No obstante la cosa no pintaba muy bien. A pesar de que se habían hundido ya 3 destructores,2 el Hipper y otro la artilleria secundaria del Bismarck,apenas se había ocasionado daños a los acorazados ingleses...

Veinte minutos después de que empezase la batalla aparecieron a proa del Hood,que abría la formación inglesa,el Tirpitz y el Prinz Eugen ,que se habían demorado para ganar una mejor posición de disparo. Virando hacia el oeste se situaron en batería e hicieron que las naves británicas tuvieran que dividir su fuego dándole un respiro al Bismarck.Apenas unos minutos después se presentaron al combate el Admiral Scheer y el Lutzow.

En ese momento el sino de la batalla cambio radicalmente. El Prinz Eugen hundió otro destructor británico que había lanzado una salva de torpedos sobre el Tirpitz y este desmonto al Hood con 5 salvas consecutivas que lograron múltiples impactos. El Bismarck,ya solo con dos torres principales operativas y con toda la artillería secundaria destruida se centro en el Hood para rematarlo mientras que este comenzaba a hundirse. El King George V cambio rumbo para salir de allí perseguido por los piques del agua de la artillería rival. Cojidos entre 2 fuegos los buques ingleses no tuvieron oportunidad de defenderse adecuadamente. El Hood navegaba a unos escasos 12 nudos mientras eran cañoneado sin piedad por el Prinz Eugen ,el Bismarck ,el Admiral Scheer y el Lutzow que poco a poco silenciaron todas sus piezas.

El Tirpitz ,prácticamente intacto ,acelero para perseguir al KG V mientras que los bancos de nubes se abrían lentamente. Viendo que el combate en el que estaba centrado estaba finiquitado,el Hood estaba ya escorándose peligrosamente hacia babor, Lutjens ordeno a Meisel que persiguiera con sus naves al KGV en apoyo del Tirpitz mientras que el Prinz Eugen se acerco a lo que quedaba del Hipper para recoger los botes de los supervivientes.

El navío ingles se veía rodeado por la artillería enemiga que impactaba una tras otra vez sobre su navío que ahora solo se podía defender con los 4 cañones de la torre de popa. Para colmo de males un impacto en la popa ocasiono que se tuviera que descender la velocidad a 20 N permitiendo a los navíos alemanes alcanzarle. Mientras que el Tirpitz se acerco hasta 2 millas y lo cañoneo hasta que el buque ingles,tras 29 min de martilleo constante, acabo por ser evacuado rindiendo la nave.

Acercándose para recoger los supervivientes el Admiral Scheer arroyo algunas barcas que por lo picado del mar no pudieron maniobrar. No obstante se recojieron cerca 500 hombres que ,según las leyes del mar ,fueron bien atendidos.

Los supervivientes del Admiral Hipper tuvieron menos suerte y solo unos 200 pudieron ser recogidos. La mayoría habían muerto durante el breve combate que habían sostenido al principio de la batalla.

Lutjens,que había recibido un golpe al caerse dentro de la cámara blindada cuando el Bismarck era acribillado por los acorazados ingleses,ordeno poner proa hacia noruega a toda maquina. El Bismarck que estaba hecho jirones solo podía alcanzar 12 N hasta que unas horas después se pudieron lograr unos mas “agradables” 21 nudos.

Cuando a la mañana siguiente el grueso de la Kriegsmarine entro en el fiordo de narvik ,Hitler recibía de manos del Grob Admiral Erich Raeder un primer informe en el que el éxito de la operación Nibelungo se veía plasmado. A costa de la perdida del Admiral Hipper y daños serios,casi 1 año tardo en volver a estar operativo el Bismarck,en un acorazado se habían hundido 2 acorazados ingleses,uno de ellos el buque insignia de la Royal Navy y 4 destructores. Un Hitler eufórico felicito al Almirante por su éxito y le apremio a elaborar nuevos planes.

No obstante ,y mas halla del éxito del hundimiento Raeder se sentía feliz por que había podido engañar a la Royal Navy sin apenas bajas. A pesar de esto sabia que repetir aquel éxito seria imposible.... 

A buscar fallos ¡¡venga!!

Saludos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada